Antonio Buero Vallejo, retrato de juventud

Alejandro Cabeza: Antonio Buero Vallejo, retrato de juventud. 2015 Óleo sobre lienzo. 0,61 x 0,46 m.; marco: 0,80 x 0,67 m Inscrip.:

Alejandro Cabeza: Antonio Buero Vallejo, retrato de juventud.
2015
Óleo sobre lienzo. 0,61 x 0,46 m.; marco: 0,80 x 0,67 m
Inscrip.: “A.Buero Vallejo / A.Cabeza (fdo.) 2015″

Alejandro Cabeza (Alejandro Taverner Cabeza, Barcelona, 1971).

Se licenció en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia en 1993. Su carrera pictórica está apoyada principalmente en el empleo de una técnica artística impresionista, y quizás por ello, sus cuadros giran en torno al paisaje, la composición de figuras y el retrato, donde ha alcanzado el aprecio de crítica y público.

Fot. Alejandro Cabeza

Fot. Alejandro Cabeza

Ha participado en diversos certámenes locales, nacionales e internacionales de pintura, y ha sido ganador y accésit, así como finalista, en varios de ellos: Premio “Alex Alemany” del Ayuntamiento de Valencia, Primer Certamen Bienal de Pintura y Escultura “DIMENS ARTS” de Valencia¸ Premio Nacional Bienal “Ignacio Pinazo”, etc.  Ha realizado una veintena de exposiciones colectivas e individuales desde 1988. Sus obras forman parte de las colecciones de: Museo de la Ciudad de Valencia, Museo de Aeronáutica y Astronáutica de Madrid y Museo Vicente Blasco Ibáñez. Dos de sus cuadros, sendos retratos de los escritores Alejo Carpentier y Nicolás Guillén, son patrimonio del pueblo cubano y se exponen permanentemente en la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba.

Otras de sus obras ─como un retrato del escritor Ángel Ganivet─ han pasado a convertirse en patrimonio de instituciones finlandesas y descansan en Helsinki. Su retrato de la escritora Ana María Matute forma parte de los fondos de la Real Academia Española de la Lengua y permanece expuesto en uno de los salones de su sede principal. Otros retratos suyos serán incorporados en breve a las colecciones permanentes de instituciones como el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz, el Museo Casa Molino Ángel Ganivet de Granada, la Universidad Internacional de Andalucía, la Real Academia de San Quirce de Segovia o la Academia de las Buenas Letras de Granada. En 2001 la Diputación de Valencia publicó su libro Luz Valenciana, en el que se recogían cien paisajes de los pintados hasta aquel momento.

Para más información sobre el autor, consultar el siguiente enlace: http://www.alejandrocabeza.net

Cabecera Retrato Buero Vallejo

Antonio Buero Vallejo (Guadalajara, 1916 – Madrid, 2000) es considerado el dramaturgo más importante de la segunda mitad del siglo XX.  Aunque cultivó diferentes géneros literarios como la poesía, la narrativa o el ensayo, fue en el teatro donde alcanzó un reconocimiento universal.

En 1934 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, pero años después interrumpió sus estudios de pintura tras el estallido de la guerra civil española.  Terminada la contienda,  fue acusado de “adhesión a la rebelión” y permaneció en prisión desde 1939 hasta 1946.

Estos acontecimientos marcaron notablemente toda su producción teatral influenciada por el compromiso político, los anhelos de libertad y de justicia y la lucha por la vida. Creó una dramaturgia en la que la voluntad de búsqueda estética se fundamenta  en la afirmación ética, luchó por expresarse en su patria contra todas las censuras y dificultades.

Historia de una escalera. 1950

Historia de una escalera. 1950

En 1949 estrena en el Teatro Español de Madrid, Historia de una escalera, con la que obtuvo el premio Lope de Vega, a la que siguieron En la ardiente oscuridad (1950); Las Meninas (1956); Hoy es fiesta (1957) ; El concierto de San Ovidio (1962); El tragaluz (1967); Música cercana (1989), entre otras. En el teatro de Buero encontramos siempre una  “búsqueda de la verdad”, que refleja los problemas humanos y sociales.

Las Meninas. 1960 (fot.Gyenes)

Las Meninas. 1960 (fot.Gyenes)

Entre sus casi treinta obras teatrales tiene algunos dramas sobre personajes históricos: Un soñador para un pueblo, de 1958, presenta a Esquilache; Las meninas, de 1960, a Velázquez; El sueño de la razón, de 1970, a Goya; y La detonación, de 1977, a Mariano José de Larra.

Miembro de la Real Academia Española desde 1971, ha recibido importantes galardones como el Premio Cervantes (1986); el Nacional del Teatro, en dos ocasiones (1957 y 1958); la Medalla al Mérito de las Bellas Artes (1993), y el Premio Nacional de las Letras (1996).

Descargar ficha informativa de la pieza del trimestre