Maquetas y teatrines

Paralelamente a la arquitectura escenográfica existe otra arquitectura realizada con materiales efímeros (papel, cartón, maderas, telas, etc), es el caso de los teatrines y modelos de teatros y escenografías. Son pequeños teatros para jugar, para su realización o para ilustrar la evolución del escenario desde fines del siglo XVII hasta nuestros días. Reproducciones tridimensionales de paisajes románticos, escenarios e interiores constituyen esta singular colección, que sin duda alguna es la más atractiva y didáctica de todo cuanto se exhibe en el Museo.

La mayor parte de las maquetas fueron construidas en los años 40 para el Museo del Teatro, otras lo fueron por encargo de los responsables de la exposición de la Sociedad de Amigos del Arte “El Teatro en España” y construidas por el escenógrafo Antonio Sendras y el escultor Luís Buendía en 1945.De estos autores son las realizadas para El Coliseo de la Cruz: El sí de las niñas; Teatro Lara: Los intereses creados; Teatro de la Zarzuela: El barberillo de Lavapiés; El Teatro Español: La escalinata de un trono; El Teatro Lírico: La Circe; Teatro Apolo: La verbena de la paloma; Teatro Real: El pescador de perlas; Teatro María Guerrero: Don Juan Tenorio… junto a modelos que representan funciones en los jardines del Buen Retiro en la corte de Felipe IV; o los de la Granja, con un concierto de Farinelli, o la representación en el Corral del Príncipe de El villano en su rincón.

Otras maquetas son las realizadas por Busato (Esquilache), Muriel (Don Juan Tenorio), Sendras (Maestros Cantores), Cortezo (Traidor, inconfeso y mártir), Burmann (Fuenteovejuna, La Celestina, El Gran Teatro del Mundo, Peribáñez y el Comendador de Ocaña, como también los modelos del teatro griego de Sagunto, del teatro romano de Mérida y del Misterio de Elche, entre otros.